La zona que elegimos fue la calle 26, desde una pintada icónica que recuerda al asesinado Jaime Garzón hasta, en dirección oeste-este, la carrera séptima. Y esta última avenida, en dirección norte-sur, hasta la plaza de Bolívar, lugar donde se encuentran la Catedral primada, el palacio de Justicia, el palacio Liévano (sede de la alcaldía) y el edificio del congreso.

A partir de la categorización de las diferentes pintadas halladas en el recorrido que exploramos, se registró fotográficamente esa otra comunicación, la que se plasma en los muros del espacio público de la capital.

 

La primera diferenciación realizada fue la de identificar las pintadas con firmas y las que carecían de ellas. Como firmantes se establecieron varios actores sociales relevantes en el panorama de la ciudad: partido político, organización social, grupo estudiantil, sindicato y otros. Seguido a ello, se establecieron categorías que se fueron agregando luego de unas salidas exploratorias a las zonas de observación. Paz, mujer, campesinado, afro, resistencia, memoria, educación, indígenas, derechos y otros, fueron las categorías que contribuyeron al análisis posterior de las pintadas halladas.   

 

Nuestra recolección da cuenta de todo tipo de manifestaciones ciudadanas, unas que se concentran en la visibilidad del mensaje explícito y otras que se acompañan de recursos y técnicas artísticas para, quizás, atraer la vista del transeúnte con mayor fuerza.​

 

El recorrido no fue seleccionado al azar. La calle 26 une el aeropuerto con el centro de la ciudad y es lugar tradicional de marchas. Tiene el parque del Renacimiento, el Centro de Memoria, Paz y Reconciliación y, los domingos y festivos, se convierte en ciclo vía. Luego es un lugar de paso y paseo de una parte de la ciudadanía.

 

La carrera séptima, eje neurálgico de la ciudad, atraviesa Bogotá de sur a norte y en el sector elegido es mayoritariamente peatonal. Siendo, además, la calle preferida por casi toda manifestación que quiera ser vista porque finaliza, o empieza, en la plaza de Bolívar, puesto que es el centro histórico y congrega edificios de organismos importantes de la ciudad y de la nación.

Sumado a esto, se observaron las zonas elegidas antes y después del 9 de abril y el 1 de mayo, fechas relevantes al concentrar un importante volumen de manifestaciones y marchas en la ciudad. Lo que impacta directamente en el aparecimiento y extinción de diversas pintadas del corazón histórico de la capital colombiana.