La consolidación paulatina de la capital colombiana como uno de los referentes latinoamericanos del arte callejero nos ha invitado a recorrer, fotografiar y analizar dos espacios paradigmáticos del acontecer grafiti en la ciudad.

 

Por un lado, la zona de la Candelaria, ubicada en el centro histórico de Bogotá, donde se ubica la Plaza de la Concordia, uno de los espacios génesis del movimiento grafiti bogotano surgido en los años 80. Espacio donde se ha establecido el "Bogotá Graffiti Tour" como un recorrido que desde 2011 se constituyó en un atractivo adicional para los turistas que visitan la ciudad. 

La otra zona recorrida es la denominada Ciudad Mural, ubicada en la localidad de Puente Aranda, y que responde a varios de los esfuerzos por parte de la alcaldía por revitalizar espacios urbanos de la capital.  Esta intervención artística se hizo bajo el marco del II Festival Internacional de Arte Urbano que se llevó a cabo en noviembre de 2016. Las 30 intervenciones que se realizaron en Ciudad Mural responden a 3 categorías establecidas por los organizadores: la mujer y la perspectiva de género, los cerros orientales de Bogotá y por último, una denominada "Bogotá Contrastada".

Posterior a esos recorridos, hemos considerado necesario explorar las pintadas que existen en las universidades públicas de la ciudad. Al ser educación y resistencia las categorías más fuertes en el estudio anterior (I Fase), resulta más que pertinente explorar los mensajes reposan en las paredes de espacios académicos con un alto componente político, que da cuenta del espíritu beligerante de diversos grupos estudiantiles.

Adicionalmente, recogemos pintadas de otras zonas de la ciudad, cuyas capturas son producto de la cotidianidad, del movilizarnos por las calles, de caminarla y ante todo observarla para así hallar mensajes diversos, que a nuestro juicio dan cuenta de esa otra comunicación.