Tras lo realizado en Bogotá, el proyecto ahora en su tercera fase pretende explorar y sistematizar otras geografías colombianas. De tal forma 2018 es un año para aproximarse al acontecer de la comunicación ciudadana con contenido político y social de zonas como la Comuna 13 en Medellín, la Minga Muralista realizada en pueblos en el Cauca y las intervenciones artísticas que han posicionado a Getsemaní en Cartagena como un distrito grafiti en potencia. 

Conocer qué mensajes predominan en aquellos muros sin duda contribuye al debate y la reflexión de cuáles son las demandas ciudadanas en un sector u otro. Territorios que cada uno por circunstancias diversas encuentran resiliencia y libertades de expresión a través del uso del aerosol, una plantilla stencil o un brochazo amateur.